Sin Becas No Hay Tetas

Me ha dicho una amiga que una vez le contaron que había oído… bueno vale, los columnistas no tienen porqué contrastar la información, ni saber que una única fuente sin confirmar no es válido, ni separar los rumores y diretes de lo que es noticia… sólo tienen que opinar sobre lo que saben o sobre lo que les da la gana, por eso son todólogos (Según la RAE: despect. coloq. El Salv. y Hond. Persona que cree saber y dominar varias especialidades.)

Pues así Paloma Cervilla ha opinado en ABC (y posteriormente retiró) sobre para qué utilizan las estudiantes becadas el dinero asignado por el ministerio de educación.

Mire usted señora Cervilla, el dinero de las becas ya está adelantado por los universitarios, cuando llega el dinero de la beca ya llevan 5 ó 6 meses de curso, o de vuelta de la estancia en el extranjero, mientras el estudiante que no tiene otros recursos ha ido adelantando el alquiler del piso, piso compartido con otras personas,con sus ventajas e inconvenientes (250€), la alimentación diaria (60€), los desplazamientos a la universidad y a casa (100€), fotocopias, libros, materiales para las clases (50€), acceso a internet (35€), amortización de un ordenador de 500€ en 4 años (10€).

TOTAL GASTO: 505€ al mes, teniendo en cuenta que un curso académico suele tener 9 meses, podemos calcular que un curso académico para un estudiante sin excesos le cuesta: 4.545€

(Entre paréntesis gasto aproximado mensual de un estudiante)

Si añadimos los costes de la matrícula, entre los 1.400 y los 1.700€ cada año de un grado, que aumentan a “casi 4.000” si se trata de un postgrado.

En definitiva que un alumno empieza el curso con -6.000€ en su cuenta que tiene que ir aportando, es decir, subvencionando al sistema universitario, así que cuando a un alumno le llega el dinero de la beca lo que hace es reponer ese dinero, casi siempre prestado por la familia.

Seguramente la señora Cervilla no sabe lo que es estudiar con becas, las inquietudes e inseguridades que esto genera, el no saber si te conceden la beca y las reclamaciones que tendrás que plantear para finalmente lograr que te ingreses ese dinero en la cuenta.

La señora Cervilla podría haber planteado ¿y ese dinero para qué? ¿para que acaben yéndose a Alemania, Argentina, Francia o Inglaterra en lugar de ser buenos camareros o croupiers para EuroVegas?, pero no, una vez oyó a una amiga que le contó que algunas estudiantes se gastaban el dinero en ponerse tetas…

Señora Cervilla la próxima vez documentese un poco…
Por cierto, ahora que está de moda hablar de las becas… la solución es muy fácil, el dinero de los profesores de religión asígnelo a aumentar la partida presupuestaria de las becas.

sin-tetas-no-hay-paraiso

Foto.- arbelaez.org

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s