Llevo bastante tiempo sin escribir, asuntos particulares de interés han estado ocurriendo. Algunas interesantes, otras curiosas y, sobre todo, de impacto personal.
Estuve de vacaciones en un lugar poco habitual (no hay guía ni de Lonely Planet), para un tema personal, pero no puedes quitarte de la cabeza que sólo estás a 110 km del accidente nuclear más grave de la historia (al menos hasta Fukushima).
A las 1:06 de un 26 de abril de hace justo 25 años, se produjo el sobrecalentamiento del núcleo del reactor nuclear, lo que terminó provocando la explosión del hidrógeno acumulado en su interior.
Estando allí tomas decisiones, comes en los restaurantes de allí, compras en los supermercados de allí… leche, tomates, champiñones…, VIVES solo a 110 km de Chernóbil.
Hay pruebas que demuestran que se han detectado  partículas radiactivas en las ropas de los trabajadores de la central nuclear de Forsmark en Suecia, (a unos 1.100 km de la central de Chernóbil)
A tu regreso es inevitable la relectura de algunos artículos, es fácil ahora encontrar información, hace 25 años y los medios de comunicación se hacen eco y vuelves a ver las imágenes de las guarderías con muñecas en el suelo, impasibles al paso del tiempo y la noria del parque de atracciones de una zona próspera que lo era hace 25 años. Las imágenes muestran la iconografía soviética.
Políticamente aceleró la Perestroika y la gestión política fue bastante dudosa. Treinta y una personas murieron en el momento del accidente, alrededor de 135.000 personas tuvieron que ser evacuadas.
En la relectura de estos artículos encuentras en El País  “Retorno a Chernóbil” o en la página de Greenpeace “La leche radiactiva de Chernóbil”. Como colofón en Informe Semanal “El fantasma de Chernóbil”. – Están todos redireccionados-.
Este último reportaje te pone los pelos de punta…
Todo esto salpicado de sentimientos, emociones, abrazos, aventuras y despedidas hasta pronto.
Entre todo esto cae en mis manos: INDIGNAOS de S. Hessel. Prologado por José Luis Sampedro. Y unas frases para la reflexión:
          “Encontraréis situaciones concretas que os llevarán a poner en marcha una acción ciudadana fuerte. ¡Buscad y encontraréis!”
          El poder del dinero, que “nunca ha sido tan grande, insolente, egoísta”
          “Nos compete que todos juntos velemos para que nuestra sociedad  sea una sociedad de la que podamos sentirnos orgullosos…”
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s