La #educación ¿transformadora?, ese debate que no cesa…

El pasado día 30 de septiembre se presentó en Sevilla el último número del periódico EL TOPO TABERNARIO, en el espacio cooperativo El Gallo Rojo.

eltopo

En el tema de este recomendable número es la Educación, y allí acudieron más de 60 personas con ganas de entrar a opinar sobre el tema, la organización del evento planteó la pregunta de si se están cumpliendo los objetivos de la educación.

Y ya desde el inicio quedó claro que en esto de la educación hay que ir con cuidado en el lugar en el que te posiciones, si el objetivo es lograr que las niñas lleguen a la Universidad que posibilite el acceso a un empleo, entonces los objetivos de la OCDE sí se están logrando.

Cuando la OCDE plantea que el 40% de los habitantes de la OCDE debería tener estudios terciarios (educación superior o universitaria) en 2020, ya en 2015 prácticamente ya se había alcanzado este dato y muchos países lo sobrepasan en mucho (OCDE, 2016).

figuraocde

Y que la edición de 2016 del informe Smarter, greener, more inclusive? (Eurostat, 2016) se recoge el estado de los objetivos Europa 2020 y en el que ya se observa que se ha alcanzado en muchos países. Para lograr este objetivo poco importa que nos encontremos ante un enfoque transmisor de los patrones culturales y sociales hegemónicos y establecidos por el poder y el establishment.

Hay que estar atentos a esta realidad de la OCDE porque no solo iguala en el porcentaje de sujetos que deben tener estudios superiores si no que también pretende una igualdad en los conocimientos como demuestra la estandarización de las evaluaciones como PISA y que como indica Gentili: “La OCDE imbeciliza el concepto de conocimiento” (Gutiérrez-del-Álamo, 2016).

En 2016 nos encontramos ante una escuela que poco ha cambiado, al menos no desde la 2ª Guerra Mundial:

 

Sin embargo, si el objetivo de la educación es la idea freireriana de una educación transformadora de la sociedad (Freire, 1970), este objetivo no se está logrando con los sistemas educativos actuales, ni en Finlandia. Hay que entender la capacidad de una pedagogía crítica en la que la educación no es neutral, la sociedad puede ser transformada mediante el compromiso de personas conscientes y críticas y la conexión a través de la práctica entre la educación liberadora con la transformación social (Boyce, 1996). Es decir, en un verdadero enfoque transformador la educación se debe centrar en crear las condiciones de aprendizaje para formar ciudadanos capaces de asumir su propio poder convirtiéndose en agentes críticos en y con la sociedad.

Y en este punto… ¿Alguien en la sala cree que la educación estatal es transformadora?, pues eso…

 

Recursos:

Boyce, M. (1996). Organizational story and storytelling: a critical review. Journal of Organizational Change Management, 9(5), 5-26.

Eurostat (2016). Smarter, greener, more inclusive — indicators to support the Europe 2020 strategy. doi: 10.2785/101636.

Freire, P. (1970). Pedagogía del oprimido. México: Siglo XXI.

Gutiérrez-del-Álamo, P. (2016). La OCDE imbeciliza el concepto de conocimiento. El diario de la educación.

OECD (2016). Education at a Glance 2016.

 

Los docentes ante el e-learning en la universidad

En el siguiente estudio se  aborda la docencia en materias impartidas por el profesorado de la Universidad que utiliza la plataforma Moodle como entorno virtual de aprendizaje. El principal objetivo es conocer y analizar las percepciones del profesorado universitario sobre las competencias para el uso de Moodle en su docencia. Para ello se ha encuestado a una muestra de 10 profesores de la Universidad de Huelva. A partir de los datos obtenidos, se destacan una serie de aspectos esenciales a tener en cuenta a la hora de llevar a cabo una experiencia virtual de aprendizaje.

Dibujo2

Y es que hay que tener en cuenta que el 91% del profesorado y el 95% de los estudiantes utilizan la plataforma de docencia virtual institucional (CRUE, 2014: 28-31), de la misma forma la modalidad semipresencial es la que más se utiliza en universidades andaluzas (Aguaded, Guzmán, & Tirado, 2010).

El instrumento utilizado en este trabajo es el inventario desarrollado por Yot y Marcelo (2013) y Marcelo, Yot, & Mayor (2015). El cuestionario fue elaborado a partir de un modelo de competencias para la enseñanza virtual que los mencionados autores confeccionaron en base a una amplia revisión de la literatura sobre competencias y perfiles profesionales en e-learning. Este modelo enumera las competencias necesarias, con sus unidades y elementos de competencia, para el desempeño eficiente en el desarrollo de un proyecto de e-learning. El análisis de fiabilidad del instrumento a través de la prueba Alpha de Cronbach es de ,9591. Consta de un total de 31 ítems, agrupados en seis dimensiones, que presentan una serie de competencias que el profesorado requiere para el ejercicio de la función tutorial online. El profesorado debe valorar cuáles son las competencias más importantes en una escala tipo Likert con un valor numérico que oscila entre 1, como menor valoración, y 5, como máxima valoración.

Como resumen de los resultados de las dimensiones analizadas a través del cuestionario, podemos observar en la Gráfica 1 como realizar el seguimiento y evaluación del aprendizaje por parte del docente a los alumnos que participan en el curso virtual es la dimensión más valorada (4,38) en una plataforma virtual por parte de los docentes que han participado en este estudio. Por otra parte, la dimensión de aseguramiento de la calidad del proceso formativo es la menos valorada (3,97) por los propios docentes.

Gráfica 1. Promedios de las dimensiones valoradas.

Docentes

 

Con estos datos, podemos concluir que los docentes están muy interesados en el seguimiento y evaluación del aprendizaje del alumnado, sin embargo, están algo menos interesados en la calidad, situación que va en detrimento de las demandas reales del alumnado que manifiesta interés por la conexión entre los propios alumnos y entre estos y los docentes.

Es necesario aprovechar las potencialidades interactivas para el proceso de enseñanza-aprendizaje, evitando el uso de la plataforma como mero repositorio de materiales. Una de las claves para que la experiencia de aprendizaje sea exitosa y pueda acarrear múltiples ventajas de las expuestas con anterioridad es organizar la plataforma de aprendizaje a través de tareas colaborativas, no tanto en contenidos. Las plataformas virtuales de formación, si se realizan en ellas “buenas prácticas”, aumentan la motivación del alumnado a la hora de participar en las actividades y son un buen recurso para lograr que los participantes incrementen su competencia mediática y profesional (Hernando, Aguaded, & Tirado, 2011).

En definitiva se trata de entender el aprendizaje virtual como un proceso de enseñanza-aprendizaje que permita la adquisición de competencias a través del uso de la Web y el desarrollo de su tecnología con actividades de aprendizaje colaborativo secuenciadas para producir aprendizaje autónomo, profundo, interactivo y de calidad (Downes, 2005; Aparici & Silva, 2012; García-Peñalvo & Seoane, 2015).

 

Ver presentación realizado en #CIMIE16

 

Referencias:

Aguaded, J. I.; Guzmán, M. D., & Tirado, R. (2010). Estudio sobre la integración de plataformas de teleformación en universidades andaluzas. Revista Didáctica, Innovación y Multimedia, 18 (http://dim.pangea.org/revistaDIM18/revistadim18teleformacion.htm) (16/8/15).

Aparici, R., & Silva, M. (2012). Pedagogía de la interactividad. Comunicar. Revista científica de comunicación y educación, 38, pp. 51-58. Disponible en http://www.revistacomunicar.com/pdf/preprint/38/05-PRE-12698.pdf

CRUE (2014). UNIVERSITIC 2014: Descripción, gestión y gobierno de las TIC en el Sistema Universitario Español. Madrid: Conferencia de Rectores de la Universidad Española.

Downes, S. (2005). E-Learning 2.0. (http://elearnmag.acm.org/featured.cfm?aid=1104968) (24/5/2015).

García-Peñalvo, F.J., & Seoane, A. (2015). Una revisión actualizada del concepto de elearning. Décimo aniversario. Education in The Knowledge Society 16 (1) (http://rca.usal.es/~revistas_trabajo/index.php/revistatesi/article/view/eks2015161119144) (15/5/2015).

Hernando, Á., Aguaded, I., & Tirado, R.  (2011). Aprendizaje colaborativo on-line a través del Campus Andaluz Virtual. Análisis de las interacciones. Enseñanza and Teaching, 29(1), pp. 135-158.

Marcelo, C., Yot, C., & Mayor, C. (2015). Enseñar con tecnologías digitales en la universidad. Comunicar, 45, 117-124. http://dx.doi.org/10.3916/C45-2015-12

 

Yot, C., & Marcelo, C. (2013). Tareas y competencias del tutor online. Revista de currículum y formación del profesorado, 17(2). Disponible en: http://www.ugr.es/~recfpro/rev172COL5.pdf

Amianto en tu cole. La #Educación en Andalucía en ruinas.

Pues sí, al César lo que es del César…
Equo Andalucía ha logrado que #PSOE y el partido del IBEX35 realicen una propuesta de eliminación del amianto de los colegios de Andalucía… eso sí, hasta 2022, es decir, que los niños y las niñas de la LOMCE además se soportar esta inefable ley además pasarán 6 horas diarias (como mínimo) entre techos de amianto… Genial.
Foto: www.tercerainformacion.es
Llámenme alarmista (populista que está más de moda), pero el Instituto de Salud Carlos III, el Consorcio de Investigación Biomédica de Epidemiología y Salud Pública y el Ministerio de Sanidad aseguran que el número de muertes por causas relacionadas con el amianto seguirá creciendo hasta 2040. Entre los años 2016 y 2020 se estima que fallecerán 1.319 personas debido a este tipo de cáncer.
Foto: Elmundo.es
Foto: Elmundo.es
El uso de amianto fue absolutamente prohibido en España en diciembre de 2001 ¿desde cuándo sabe la Junta de Andalucía que tenía que eliminar de los centros escolares este cancerígeno?.
Es evidente la situación precaria de la #Educación en Andalucía. El #PSOE lleva gobernando 35 años y no existe una previsión ni propuesta de modernización ni informes que prevean las deficiencias en los centros públicos. No existe un análisis de las necesidades que niños y docentes tendrán en estos mismos espacios en 5-10-15 años… ¿Cómo hacen políticas? Estos que se ponen medallas de conocer bien cómo se gestiona (frente a los nuevos) sólo gestionan las quejas, las demandas y los intereses propios.
Estaría bien que la Junta hiciera público el listado de centros escolares con amianto y el calendario de eliminación… A lo mejor si las madres y padres saben que sus hijos van a coles de la Junta de Andalucía que pueden provocar cáncer MANIFIESTAN su disconformidad…

El #elearning está de enhorabuena o eso dicen…

Estos días la Fundación Telefónica presentaba el Informe “La Sociedad de la Información en España y en el mismo aseguran que “las TIC favorecen el aprendizaje individualizado” no es el momento, pero algún explicaré por qué eso no es la mejor ventaja del e-learning.



cropped-cropped-lib

El informe de la Fundación Telefónica, obviamente interesado, indica que las TIC están presentes en todo los centros educativos españoles, aunque con ratios distintos si se trata de lo público o lo privado… pero lo más relevante de este informe para el e-learning pasa por la proliferación de los MOOC. Algunos compañeros de ojulearning también han escrito largo y tendido sobre el tema, como el caso de AzaharaTIC en Robin MOOC y el arte de comunicar en vídeo o Marce en La Voz en eLearning, un recorrido histórico dado que en la oferta de este tipo de cursos por parte de la universidad española es la más alta de la UE, con 493 MOOC ofertados.

 

El Informe “La Sociedad de la Información en España” asegura que la ¿industria? del e-learning está en plena expansión, y se atreven a dar números: “se espera que el mercado global de e-learning llegue en 2016 a 51.500 millones de dólares”. Siendo el e-learning mobile el que más crece a un ritmo de casi un 20% anual. El juego y las wearables permiten asegurar que el e-learning aún tiene recorrido.

e-learning-400x311

Además el mismo informe indica que los usuarios más jóvenes están perdiendo el interés por las redes sociales y el ocio digital para acceder al aprendizaje online.

expresion

Pues eso, que el e-learning está de moda.

Educomunicación en el contexto de la educación política.

En el marco del I Congreso Internacional Comunicación y Pensamiento.

Comunicracia y Desarrollo Social. 9, 10 y 11 de Marzo de 2016 presentamos la siguiente Comunicación con Marcela Iglesias:

Diapositiva1

 

Las mayores certidumbres en este nuevo milenio es la incertidumbre y la volatilidad de lo que Bauman ha denominado “Sociedad Líquida”, que coincidiendo con la “Sociedad Red” que apuntara Castells, permiten asegurar que las TIC son grandes aliadas de la velocidad y la sencillez en el acceso a la información.

Diapositiva2

¿Los riesgos? como apuntan Aguaded y Romero-Rodríguez pasan por la infoxicación o la sobresaturación de la información, en una visión (permítanme) Huxleyliana en la que el exceso de información la “ahogue” en un mar de información. De forma habitual vemos como los grandes medios se alejan de las preocupaciones reales de la sociedad.

Diapositiva3

Mientras los españoles muestran preocupación por el paro (78%), la corrupción y el fraude (47,5%) o los problemas de índole económico (25,1%), como indica el Centro de Investigaciones Sociológicas (2016 – Recién publicado). Los grandes medios nos cuentan las reuniones de la clase política y sus campañas permanentes, deportistas multimillonarios y grandes-hermanos-vips sin vips.

El objetivo de esta comunicación es analizar y discutir sobre la importancia de la educomunicación para garantizar que las nuevas generaciones de ciudadanos participen en la vida política con herramientas que les permitan gestionar la información y proponer soluciones creativas para transformar la sociedad. De ahí la vinculación estrecha entre educomunicación y educación política.

Diapositiva4

Esta situación provoca en los ciudadanos la descredibilidad de los medios de comunicación más tradicionales frente a medios digitales más versátiles y con mayor penetración entre los jóvenes (Newman, 2015). Youtube: 2 millones de usuarios únicos al día (Impacto audiencias).

Diapositiva5

Frente a los problemas de la infoxicación y de la descredibilidad, el sistema educativo debería proporcionar a las nuevas generaciones de ciudadanos capacidades para afrontar la revolución digital y asimilar una nueva cultura participativa, cooperativa y horizontal, las cuales habrán de empoderarse entendiendo “empoderar como lo entienden Gozálvez & Contreras-Pulido (2014) “reforzar la libertad, la autonomía crítica y la participación de los ciudadanos en cuestiones políticas, sociales, económicas, ecológicas e interculturales a partir del buen uso de los medios y la tecnología comunicativa” Incluso hay que ir más allá como plantean Watts, Williams & Jagers (2003) o Gutiérrez-Rubí (2014): “tomar conciencia en la dimensión global, social y política”.

Nuevas formas de aprender (del #Elearning al #Youtubing – Reig, 2016)

Es prescriptivo un sistema educativo que permita a los aprendices a identificar los riesgos, los niveles de consumo, los contenidos mediáticos que generan infoxicación y los niveles de penetración desde ideologías neoliberales impulsadas por empresas de concienciación (Aguaded, 2012). Los riesgos de internet profunda.

 

Diapositiva6

Todo ello justifica un necesario proceso de educomunicación, entendida más allá de la educación en y sobre los medios para llegar a la construcción y recreación del conocimiento. Se trata de un aprendizaje como un producto social de aprender los unos con los otros y de educar para involucrarse en una múltiple red social de interacciones (Kaplún, 1997). Es necesaria una educomunicación capaz de alfabetizar “para el incremento de la conciencia crítica y la construcción de una ciudadanía autónoma y participativa” (Caldeiro y Aguaded, 2015).

La educomunicación debe proveer competencias digitales para que los ciudadanos puedan participar plenamente en la vida política no sólo desarrollando una mirada crítica sino desde el activismo sociopolítico, creando alternativas o proyectos en el marco de organizaciones o partidos.

Diapositiva7

El sistema educativo debería incluir la educomunicación como herramienta para garantizar la participación democrática desde la práctica en las propias aulas. Este proceso educativo debe ayudar a que los ciudadanos construyan su propio Personal Learning Environment (PLE) y se aproximen a un conjunto de herramientas, fuentes de información, conexiones y actividades que cada persona utiliza de forma asidua para aprender (Adell y Castañeda, 2010).

Diapositiva8

Se trata, en definitiva de pasar de una democracia representativa a la democracia participativa, a educar para una alfabetización digital que adecuada a los nuevos contextos sociopolíticos del siglo XXI, que incluya los conocimientos básicos para la codificación y descodificación de la información con el objetivo de lograr una sociedad crítica y capaz de transformarse.

Diapositiva9

 

REFERENCIAS:

  • Adell, J. y Castañeda, L. (2010). Los Entornos Personales de Aprendizaje (PLEs): una nueva manera de entender el aprendizaje. En Roig Vila, R. y Fiorucci, M. (Eds.) Claves para la investigación en innovación y calidad educativas. La integración de las Tecnologías de la Información y la Comunicación y la Interculturalidad en las aulas. Stumenti di ricerca per l’innovaziones e la qualità in ámbito educativo. La Tecnologie dell’informazione e della Comunicaziones e l’interculturalità nella scuola.Alcoy: Marfil – Roma TRE Universita degli studi.
  • Aguaded, J.I. (2012). Aularia digital: el país de las aulas. Aularia: Revista Digital de Comunicación, 1 (1), 1-2.
  • Aguaded, J. I. y Romero-Rodríguez, L.M. (2015). Mediamorfosis y desinformación en la infoesfera. Alfabetización mediática, digital e informacional ante los cambios de hábitos de consumo informativo. Teoría de la Educación: Educación y Cultura en la Sociedad de la Información, 16(1), 44-57.
  • Caldeiro, M.C. y Aguaded, J.I. (2015). Alfabetización comunicativa y competencia mediática en la sociedad hipercomunicada. RIDU, 9(1), 37-56.
  • CIS (2016). Avance de resultados del estudio 3128 Barómetro de febrero de 2016. (http://datos.cis.es/pdf/Es3128mar_A.pdf) (10/3/2016)
  • Gutiérrez-Rubí, A. (2014). Tecnopolítica. Grafiko.cat.
  • Kaplún, M. (2010). Una pedagogía de la comunicación. Aparici, R. (Coord.) Educomunicación: más allá del 2.0. Gedisa: Barcelona.
  • Newman, N. (2015). Digital News Report 2015. Reuters institute for the study of journalism.

El copypaste, un problema para la educación en la #universidad

Cita la revista Comunicar en el Call for Papers para el número 48 que la “comunicación científica como la académica deberían regirse, entre otros, por los principios de honestidad, integridad, probidad y veracidad. Engañar, falsificar, defraudar, mentir, adulterar, ocultar, confundir, etc. son prácticas incompatibles con la transmisión de conocimiento científico y con la actividad académica. La realidad, sin embargo, es otra: son abundantes las evidencias que muestran que los usos deshonestos y fraudulentos están bien presentes en ambos procesos. El desarrollo, penetración y extensión de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) han provocado importantes transformaciones en la forma de transmisión y adquisición del conocimiento. En la comunicación científica, tanto en la pública (a través de los medios de comunicación de masas, redes sociales, etc.) como en la dirigida a los especialistas (revistas científicas, congresos y conferencias, informes de investigación, etc.), estos cambios, conjugados con otros factores, pueden favorecer e impulsar las prácticas deshonestas. Lo mismo sucede en la transmisión de conocimiento en el ámbito educativo: son numerosos los expertos que apuntan a que se ha producido un aumento en la prevalencia de conductas deshonestas, sobre todo por parte del alumnado y sobre todo las que tienen que ver con la comisión de plagio académico, en los procesos de enseñanza-aprendizaje.”

Y esta es una de las conclusiones más evidentes de los Focus Group realizados en las universidades de Cádiz y Sevilla.

Son contundente los docentes de la Universidad de Cádiz al poner de manifiesto el plagio que se ha impuesto en los trabajos que entregan los alumnos, que no se preocupan por contrastar la información, que prefieren copiar, que no conocen la importancia de citar y que desconocen la legislación respecto a la propiedad intelectual.

Así se puso de manifiesto en tanto en el Focus Group de Cádiz como en el Sevilla que he tenido el placer de organizar y moderar en el ámbito de la investigación para la tesis “Metodologías Colaborativas en la Web 2.0 en la Universidad”

 

FG_Cádiz_1

IMG_3504

IMG_3495

 

Las prácticas deshonestas que se realizan en la universidad generan malos profesionales aunque la situación más grave es que se pone de manifiesto que los alumnos universitarios carecen de sentido crítico y es, precisamente, la universidad, donde la Unesco (1998) la reconoce como posible solución a los problemas que se plantean para el s.XXI especialmente para hacer prevalecer los valores e ideales de una cultura de paz y establece como misiones de la educación superior educar, formar y realizar investigaciones para la difusión de sus resultados, reforzando la cooperación con el mundo del trabajo y el análisis y la previsión de las necesidades de la sociedad a través de métodos educativos innovadores reforzando pensamiento crítico y creatividad donde los estudiantes son los principales protagonistas.

IMG_3508

IMG_3515

IMG_3525

 

Referencias:

Unesco (1998). Declaración mundial sobre la educación superior en el siglo XXI: Visión y acción. París:Unesco

#Universidad y #empleo: Orientación Profesional para los graduados en RRLL y #RRHH.

homepageImage_es_ESTítulo: UNIVERSIDAD Y EMPLEO: ORIENTACIÓN PROFESIONAL PARA LOS GRADUADOS EN RELACIONES LABORALES Y RECURSOS HUMANOS

Revista: TRABAJO                                 Volumen: 30              Páginas: 79-99

Autores:Iglesias-Onofrio, M., Rodrigo-Cano, D., & Valiente-Mateo, J.

Editorial: UNIVERSIDAD DE HUELVA  País: España       Año: 2014

ISSN: 1136-3819

http://www.uhu.es/publicaciones/ojs/index.php/trabajo/article/view/2247

http://www.uhu.es/publicaciones/ojs/index.php/trabajo/article/view/2247/2491

 

Enlace al Documento

Conectividad y #15M

Recopilación de tweets y recomendación para la preparación de artículo sobre “Conectividad y #15M”

Métodos Estructurales de la #Comunicación Escrita

Métodos Estructurales de la Comunicación Escrita

Rudyard Kipling.

La comunicación escrita precisa una estructura para alcanzar las características de claridad, objetividad y concreción. La escritura representa a la comunicación, lo que el esqueleto para un organismo vivo vertebrado, es decir, existen varios métodos para acondicionar el contenido en función de un propósito determinado, orientación que conduce a la unidad de la comunicación. El método más elemental se debe a Rudyard Kipling, y se aplica en la información periodística, y su propósito consiste en integrar en un todo armónico los elementos dispersos.

Para que toda información resulte completa debe responder a las siguientes preguntas:

  • ¿Qué? (el suceso).
  • ¿Quién? (el sujeto activo o pasivo al que se refiere la información).
  • ¿Cómo? (la forma en que se desarrollan o son las cosas).
  • ¿Dónde? (lugar de los hechos).
  • ¿Cuándo? (tiempo).
  • ¿Por qué? (explicación de causa).

El empleo de estas preguntas se conoce también como método estructural Wh , en virtud de que las palabras en inglés utilizadas originalmente en su planteamiento, comienzan con las letras wh (what?, who?, whom?, where?, when?, why?).

Marshall MacLuhan.

Otro de los métodos estructurales para integrar la comunicación escrita es el de Marshall McLuhan. En este método, primero se identifica al objeto o situación sobre la que se va a escribir. Una vez ubicado el objeto, identificado y delimitado para que no existan posibilidades de equívocos o distorsiones, el objeto se “refiere a”, esto es, se le asignan las posibles relaciones que pueda tener con otro objeto u objetos, situación o situaciones, hechos o circunstancias. “Identificado el objeto” y “referido a”, se procede a fundamentar la tesis, posición, postura o planteamiento central, unidos entre sí argumentos, juicios e ideas. Terminada la estructuración del planteamiento o tesis, se pasa a elaborar las conclusiones. En consecuencia, las fases básicas del método estructural de McLuhan podemos enlistarlas de la siguiente manera:

  • Identificación del objeto;
  • Referirlo a…,
  • Estructuración de la tesis o planteamiento ; y,
  • Conclusiones.

EL INFORME

¿Qué debemos buscar con un informe?.

Un informe nos debe servir para describir resultados originales de investigación. Para ello el informe debe ser escrito de cierta forma, práctica, ética científica y procedimientos.

Cuando redactamos el informe es cuando terminamos de ordenar nuestros datos, gráficos, anotaciones y sobre todo nuestras ideas. Debe ofrecer a los lectores un recuento claro y completo de las actividades experimentales realizadas, nuestras conclusiones y reflexiones de lo que hicimos. El informe debe ser, ante todo, claro, y, en lo posible, breve. Debemos redactarlo en lenguaje preciso y ameno, tratando de atraer y retener la atención de los lectores.

¿Qué es un informe?. El informe es una enumeración detallada y ordenada de hechos concretos o actividades, y es la respuesta a una pregunta planteada por una institución o persona que busca información.

Debe ser pensado como un texto que sea capaz de comunicar por escrito nuestras ideas y resultados

El informe formal por escrito es uno de los pilares de la comunicación en toda organización. Su función es la de permitir que gran número de personas reciban hechos y razonamientos relativos a un problema que deben resolver.

Un informe no requiere que todas las personas interesadas en él estén presentes en un momento dado y es rápido para el que lo recibe. Su desventaja es que no permite un diálogo. Hace falta una reunión para ello.

TODO INFORME DEBE CONTENER:

1.    La primera es la introducción del tema. Con ella se pretende, a través de las primeras frases, captar la atención del lector.

2.    La segunda parte es el desarrollo del contenido principal del tema, buscando conseguir que, quien lo lee, pase de la posición de atención de interés y que empiece a involucrarse.

3.    La tercera es la fase de conclusión donde se espera que el destinatario del informe, de alguna forma, pase a formar partido sobre el tema comunicado o emprenda las acciones esperadas.

Los cinco pasos para un informe sólido son: preparación, investigación, organización, redacción y revisión, son los elementos necesarios para producir un informe, cualquiera que sea su categoría. No se puede realizar un informe eficaz si no se han hecho los preparativos adecuados; no puede estar bien organizado sí no se ha realizado una buena investigación, no puede estar bien redactado si la organización no es sólida, y no se puede revisar con éxito a menos que se haya esforzado por redactar bien el borrador original.

La persona que lee un informe agradece que éste sea preciso y claro y con una buena conclusión.

Al redactar un informe debe evitar escribir sobre cosas abstractas siempre que sea posible, y escribir sobre personas, cosas y hechos.

Emplee abreviaturas y contracciones, un informe no ha de ser pomposamente solemne de tono o forma.

Si el informe se basa en sus observaciones y juicios personales, dígalo sin más. “Pienso…”, “Creo…”.

Debe prever las posibles preguntas que pueda generar su informe y contestarlas. Emplee ilustraciones, casos y ejemplos si lo cree necesario.

Si quiere señalar una idea en concreto, subraye, es una manera de hacer que el lector sepa qué es importante.

Aprendemos en un lugar y en un contexto

“Las teorías sobre el aprendizaje han comenzado a considerar la importancia de las interacciones sociales entre las personas actuando en un mundo social. La teoría de la cognición situada representa una de las tendencias actuales más representativa y heredera de las teorías de la actividad sociocultural. Toma como punto de referencia los trabajos de Vygotsky (1978) y de autores como Leontiev (1978) y Luria (1987) y más recientemente, los trabajos de Rogoff (1993), Lave (1997), Bereiter (1997), Engeström y Cole (1997), Wenger (2001), por citar sólo algunos de los más conocidos en el ámbito educativo. Se considera que el  aprendizaje es una actividad situada en un contexto que la dota de inteligibilidad, según la cual la descontextualización del aprendizaje es imposible, puesto que toda adquisición de conocimiento está contextualizada en algún tipo de actividad social” (Gros, 2004).

boring_lecture-300x200

 

Está en consonancia con la Pirámide del Aprendizaje de Cody Blair, “aprendemos el 70% de lo que discutimos con otros”.

William-Glasser

 

 

REFERENCIAS:

Gros, B. (2004). El aprendizaje colaborativo a través de la red: límites y posibilidades. (http://campus.usal.es/~teoriaeducacion/rev_numero_05/n5_art_gros.htm) (20/03/2012).

Uruñuela, B. (2015). Aprendemos más cuando enseñamos. (http://www.eoi.es/blogs/embasev/2015/11/09/aprendemos-mas-cuando-ensenamos/) (20/11/2015)