Las 4 cosas de #liderazgo que aprendí viendo jugar a la “bomba” Navarro #Baloncesto

Juan Carlos Navarro, tras 17 años en la selección, pone punto y final a su participación en la Selección de Baloncesto.

  1. El liderazgo se trabaja. Dice José Luis Trechera, profesor de la Universidad de Córdoba, que “Un líder tiene que ser creíble. El personal tiene que ver en él sus valores personales: honestidad, coherencia, compromiso, competencia. Difícilmente podrá servir de modelo o ejemplo si no inspira esa confianza”, y claro todo esa honestidad, coherencia, compromiso y las COMPETENCIAS, requieren un proceso de aprendizaje y de consolidación de las mismas. Es decir, TRABAJO. Que las musas me pillen trabajando… Y Juan Carlos sigue trabajando para que su cuerpo, ni el más rápido, ni el más fuerte le aguante, y le permita seguir en el baloncesto de élite, convirtiéndose en modelo y ejemplo, no solo para los más jóvenes sino también para aquellos mayores que no tienen esa capacidad de sacrificio.
  2. El liderazgo se delega. Aunque muchas veces se debate si con el liderazgo se nace o se hace, y en realidad se cuestión de momentos, no se puede ser líder en todos los momentos como queda de manifiesto en la lucha que mantuvieron los mineros chilenos en 2010. Pero sí está claro que para delegar es necesario: Compartir información abiertamente; Proporcionar autoridad en la resolución de problemas; Relajar el control y la supervisión; Impulsar la autonomía en la toma de decisiones. En todas estas características se puede ver a Juan Carlos, en el que busca el último tiro, que da el último pase, que aplaude, acompaña, impulsa y comparte alegrías y penas.
  3. El liderazgo se asume. Dice Juan Carlos Cubeiro que “Ser feliz es una actitud ante la vida… es una decisión” y aquí es imposible no recordar su relación con su “gran jefe” Pau, pero también con sus entrenadores. Incluso en los momentos más difíciles.
  4. juan_carlos_navarro_grita_con_brazos_abiertos_en_memphis-efeLa humildad es una característica del liderazgo. La curiosidad y la seguridad en sí mismo son caractarísticas esenciales del liderazgo y para ello hay que preparse, como cada día ha estado haciendo el bueno de Juan Carlos Navarro.

 

JUGÓN

Anuncios

Preparando el liderazgo

Andrea Fuentes ha sido la máxima estrella del equipo de natación en los mundiales de natación en la única competición de equipo: Natación Sincronizada.

A Andrea le preguntan sobre su liderazgo y con la naturalidad que le puede dar haber ganado 6 medallas, comenta:

“Un líder no sólo enseña sino que aprende de sus acompañantes” y continua “En momento de caos debes guiar, hay que potenciar la creatividad de todos”.

La falta de liderazgo, es en ocasiones capaz de afirmarse sólo por la fuerza, la resistencia al cambio de quienes ocupan posiciones establecidas y la inflexibilidad de la respuesta frente a un mundo en continua ebullición, no harán sino prolongar la decadencia de un realidad insostenible.

¿Pero qué se necesita en realidad para ser un buen líder?.

En mi opinión necesita:

  • Inteligencia Emocional. Profesionales con serenidad a pesar de las presiones, con espíritu de superación, con vocación de servicio y que generan sinergias entre ellos.

  • Seguridad en uno mismo. Cuando decides que lo que vas a ser en la vida es honesto, sólo esperas que la gente te acepte con tus cosas buenas y con las malas.

  • La curiosidad. Es necesario conocer los hechos para esclarecer las situaciones tanto internas como externas.

Como Jordi Urbea y Gabriel García cuentan en su libro Éxito, en el que recogen las claves de motivación según los mejores entrenadores, «la figura del líder podría compararse con un malabarista. Es fundamental que el jefe conozca a todos y cada uno de los integrantes de su equipo y que sepa tratarlos individualmente y en grupo sin olvidar la justicia»

Para Juan Carlos Cubeiro, «el líder debe mandar, pero debe mandar bien, con respeto, con lógica». Lo que debe hacer un buen líder es gestionar, cohesionar, hacer participar, orientar el proyecto y saberlo comunicar, mejorar su propia capacitación y representar las mejores cosas que quiera la compañía para la que trabaja. Y si se consigue un buen líder, se logrará un imán para el talento»

Recuerda siempre que «El liderazgo no es una competencia, es la consecuencia» como indica Alfoso Alcántara (@Yoriento)

¿Qué hay que hacer para ser un buen líder?: La preparación es la clave del éxito o como dice el director del Media Lab del MIT, Joichi Ito: «Ni casas ni coches: Invierta en usted mismo, en aprender».

Ante todo esto me cabe plantearme si el liderazgo se puede enseñar, y sobre todo ¿se puede enseñar a través de formación virtual?