Bienal II y Un País en la Mochila

En este post tocaba hablar de las sensaciones del espectáculo de la Bienal CÁDIZ ETERNA. Donde, en un marco excepcional y singular como es el hotel Triana, esto es el flamenco en la calle, se reunieron en una noche como las antes, basado en esas antiguas fiestas que solían hacer los flamencos de Cádiz en patios y lugares parecidos, donde cantaban y bailaban hasta el amanecer, interpretando los más variados y puros estilos del arte flamenco andaluz y muy especialmente el estilo gaditano, celebrando así grandes acontecimientos familiares (bautizos, casamientos y otros), que por lo general siempre intervenían los más destacados artistas de la época, emparentados con las distintas familias flamencas que lo celebraban.
Allí empezó la compañía de Lidia Cabello, y su señora, este maravilloso piropo es lo más grande que se le puede decir a María la maravillosa bailaora, todo pasión, todo fuerza que llenó el tablao. Después en una Bienal dedicada al cante, como al parecer esta XVI edición lo es, no podía faltar una buena representación de esa generación cantaora, la última gran camada del cante jondo, que eclosionó en los años 70 desde las filas del tradicionalismo que entonces tenía la forma que había impuesto Antonio Mairena una década antes. Son esos cantaores que en alguna ocasión se han llamado de voces de trueno. La potencia vocal es uno de sus manifiestos caracteres, aunque más que de pura condición física o incluso técnica habría que hablar de una rabia cantaora que coincide con los últimos estertores de la dictadura y el primer cante en libertad después del paréntesis republicano y la larga noche franquista. Son los Rancapino, Juan Villar, Nano de Jerez y Mariana Cornejo.
Pero me despierto con el adiós de un luchador, que mi generación lo recordaremos especialmente por tres momentos fantásticos.
El primero aquel célebre “¡A la mierda!” fue diputado en dos legislaturas (entre 2000 y 2008), dejando impronta en el Congreso. Al final de una tensa sesión, en la que se había discutido sobre la guerra de Irak, Labordeta sacó su faceta más deslenguada y pronunció este célebre frase.
En el segundo en el pregón de las Fiestas del Pilar 2009, dirigiéndose a “paisanos, paisanas y extraterrestres”. Y recuerdó que Zaragoza la hicieron bella los romanos, pero “árabes, cristianos, franceses y constructores” la fueron afeando.
 Y en el tercer momento y más recordado y que lo hizo más popular, ahora imitada con éxito por Usun Yun, en el Intermedio, recorriendo en los 90 toda España con su mochila a cuestas, con su Un país en la mochila.
Gracias José Antonio, se me ha quedado el cuerpo cortado y un vacío… Un fuerte abrazo a la familia aragonesa.

Bienal de Flamenco I

Todas las músicas. Todos los cantes. Todos los Migueles Povedas: el flamenco tradicional y la copla, el tango argentino y la música académica. La inauguración de la Bienal, una año más, se abona al barroquismo, al exceso. La historia, las historias de una música, de un individuo. Porque un Miguel Poveda, el cantaor del momento, lo ha habido siempre en la historia de este arte. Claro que Poveda, el cante de hoy, suma al austero de don Antonio, Mairena, ese monje de la intimidad, a esta fiesta, para contraponerlo al jondo por excelencia: Marchena. Marchena era puro juego, divertimento zumbón, como promete ser el espectáculo Historias de viva voz. Flamencos fueron Isaac Albéniz y ese lindo exiliado valenciano llamado Surinyach que, secretamente, planteó uno de los más fructíferos diálogos flamencos para orquesta sinfónica. Una noche de corbata, aunque sea de lunares.
Lo flamenco es lo posflamenco, lo jondo pasado por la academia, pero también lo preflamenco. Estas Historias de viva voz son, van a ser también, los cantes de nuestros abuelos en la era o esas canciones de gitanos húngaros, es decir, rumanos, búlgaros y franceses, aunque no quiera Sarkozy, que cantaban canciones a una mona, a una cabra, llamada Mariana, llamada Andalucía, canción que entró también en el repertorio flamenco. Va a ser la fiesta íntima, un lagar en Jerez, en plena campiña.
Una noche de corbata: ésta es la fiesta del flamenco. Con sus luces y sus sombras, que diría el maestro José Manuel Caballero Bonald, que siempre prefirió, sigue prefiriendo, el flamenco de pantalones rotos. Pero una noche es una noche: póngase la corbata. Es la gran fiesta del flamenco. Nos pondremos de largo para una hermosa celebración jonda. Una cita ineludible y deseada por todos los que amamos este arte. Y si quiere venir Sarkozy, será bien recibido, porque, como decía el malogrado Fernando Terremoto, “el flamenco se lo merece todo el mundo”.

Equologia

Abrir las puertas al campo. Acompañar a Juantxo en su nueva propuesta permite descubrir la necesidad actual de apartarse de lo rojo y especialmente de lo azul para dar un paso de gigante al verde.
Estaba cansado de escuchar siempre lo mismo sin una propuesta decidida por el medio ambiente, pero además EQUO anucia que va a trabajar también por la equidad social. Dos valores absolutamente necesarios a día de hoy.
Dice Juan López de Uralde en página de facebook Yo apoyo la propuesta de Juan López de Uralde que un 20% de la población consume el 80% de los recursos mientras el resto no alcanza los niveles básicos de supervivencia. BASTA YA!!!!!!.
Desde aquí iré contando, narrando pasos para que todos el que quiera apoyar se una a esta nueva propuesta.
Desde luego yo apoyo a Juantxo.

Romanos

Fin de semana rodeado de historia, y para entenderla hay que volver a Roma pero especialmente al final del período romano y la llegada del cristianismo, pero vamos por partes.



La visita a Emerita Augusta, y el paseo por sus calles, hasta llegar a al Teatro y al Anfiteatro, me hace recordar cómo hace 2.200 años era entendida la CULTURA, con letras mayúsculas, porque eran capaces de realizar representaciones teatrales!!! Sí ya sé que sólo los hombres y que tal vez sólo fuera como anuncios publicitarios, dado que el MAXIMO dictaría las obras, pero llegaba al pueblo. Por otro lado se impartía justicia, se educaba a los niños, había casas de acogida de niños y de pobres y existía una vida pública ordenada y dirigida a la ciudad y a sus ciudadanos.


El final coincide con la llegada del cristianismo, y con él el oscurantismo. Como bien refleja Amenábar en su Ágora. A todos aquellos que intentaban mostrar su conocimiento eran castigados… así hasta mitad del siglo XX cuando la inquisición (la santa?) asesinó al último maestro al garrote vil.


Lo que me molesta de esto es que hay quien no se da cuenta aunque hay quien lo dice muy alto y muy claro como Tonipep Rodríguez (leer el enlace http://www.levante-emv.com/comunitat-valenciana/2010/09/12/derecha-aislado-cultura-pais-valenciano/738296.html).


Y además se encarga de criticar a quien está del lado de la cultura, sea la que sea….


Rafael Blasco ha tildado de “lamentable” que un político valenciano haya participado en este acto de “intromisión en los derechos, la cultura y la lengua de los valencianos”. “Nunca vamos a permitir que las señas de identidad de la Comunitat sean usadas como monedas de cambio”, ha sentenciado el parlamentario ‘popular’.






Asimismo, Blasco ha subrayado que los catalanes tenían ayer una “doble celebración”. “Por una parte celebraban la Diada, y por otra, que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero les concede todo lo que piden por intereses políticos, incluso el agua, que tanta falta nos hace a los valencianos y tantas veces nos la ha denegado”, ha concluido.






Sin Comentarios al gran defensor de la cultura valenciana Rafael Blasco.

Calidad Humana

Situación: Un EQUIPO de Ba-lon-ces-to finaliza un partido, acaban de perder. El EQUIPO, es importante, la televisión espera a uno de los jugadores, posiblemente el último partido para él a este nivel. Son los cuartos de final del Mundial de Baloncesto.

El jugador es Jorge Garbajosa, uno de los de mayor edad del equipo que trata a sus compañeros de igual a igual, curtido en mil batallas (ACB, Lega, NBA, Liga Rusa, ACB), un crack. Ha ganado y ha perdido mucho.

Jorge está con el corazón en un puño, no puede hablar, responde costésmente a la periodista que no quiere estar allí consciente del mal momento (Gracias Carlota). La cara, la comunicación no verbal reconocen sus sentimientos.

Pero es que este EQUIPO de BA-LON-CES-TO transmite una calidad humana para grabar en un vídeo, nadie hace reproches ni dentro ni fuera, en los malos momentos se agrupan, se unen, se hablan, se animan…

Ocurre que la capacidad empática de estos grandes deportistas es enorme. No les importa aparecer despeinados y sudados en la TV, ellos se sienten orgullosos de sí mismos y de su EQUIPO.

Transmiten la necesidad del aprendizaje emocional y social. Todos deberíamos aprender la importancia de la gestión de este aprendizaje desde chicos, muchas veces vemos en diferentes informes que la escuela debe enseñarlo todo, pero deberíamos mirar al deporte porque es un excelente “docente” de las emociones, de lo social.

Cada entrenamiento, cada partido, con un buen ENTRENADOR, que acompañe a los chicos (y las chicas, claro), podemos aprender a no reprochar, a agruparnos, a unirnos, a hablar, a animarnos… a convertirnos en un EQUIPO para gestionar la inteligencia emocional y la social. Y especialmente a tener una EXCELENTE CALIDAD HUMANA.

España ha perdido contra Serbia en los cuartos de final de mundobasket 2010 (92-89) (En mi opinión, Serbia, no debería haber jugado por la broca con Grecia, esas actitudes son intolerables en el deporte –otro día hablaré de esto-), .